Tengo 30 años y soy mamá. Y eso se nota en la piel y en el cuerpo, hay que admitirlo. Es cierto que la felicidad crea belleza natural, pero hay cosas que ni con felicidad se pueden disimular. Así que de un tiempo para aquí he empezado a interesarme por maquillarme un poco mejor, y encontrar ropa que me haga sentirme favorecida. La experiencia también me ha hecho darme cuenta de que gastar 10 euros en una camiseta barata y tener que comprar 4 en una temporada es menos rentable que gastar 40 en una de buena que dure 4 o 5 años, o incluso más. Lo mismo con pantalones, chaquetas, y otros artículos de moda que se os puedan ocurrir. A pesar de eso, mi economía no es la óptima para vivir comprando toda mi ropa de buena calidad, así que busco alternativas. Entre ellas, las webs de tiendas online chinas. Con ellas te puedes llevar sorpresas, tanto agradables como desagradables, pero  por ahora mi experiencia es buena, y me apetece compartirla con vosotr@s.

Tal como he dicho también me he interesado por la belleza, porque aunque me siento bien conmigo misma, me gusta, además, verme bien, aunque no artificial, así que he ido informándome y aprendiendo, y ahora puedo, por ejemplo, maquillarme de forma muy natural, y así tener una imagen limpia, despejada e intentando resaltar mis puntos fuertes.

Todo ello iré compartiéndolo con vosotr@s.

 

 

 

SOBRE MIS POSTS:

Escribo entradas nuevas cada domingo, y si os suscribís recibiréis en vuestro mail un aviso de cuando ha sido publicado el nuevo post, para que no os perdáis ninguno.

En ocasiones escribo algún post patrocinado. Si es así, os lo haré saber añadiendo AD (advertising ‘publicidad’) en el mismo título del post. De esta manera podréis decidir si lo leéis o no. Si una semana publico un post patrocinado, aquella semana habrá 2 entradas en el blog. Entiendo que me seguís y me leéis por mis contenidos personales, así que seguiré poniendo mi entrada semanal habitual, además del post patrocinado.

Todas las entradas del blog han sido escritas por mi, y las opiniones expresadas en ellas son totalmente sinceras, da igual que sean patrocinadas o no. Mi opinión no está en venta. En todo caso, si me piden que escriba un post positivo sobre algo que no me gusta, rechazo la propuesta antes que escribir algo que no pienso. Puede que cambie de opinión sobre algún producto, pero si es así es porque lo he ido utilizando y he ido cambiando mi perspectiva sobre él, no porque mi opinión varíe de dirección como el viento.