Hola!

Hoy vengo a hablaros de las mascarillas frescas de Lush, en concreto de dos mascarillas: The Sacred Truth y Oatfix. Pero primero os explicaré qué son.

Las mascarillas frescas están elaboradas con productos naturales y frescos de alta calidad que, precisamente por su frescura, tienen muchas vitamina, minerales y enzimas activos, que los productos envasados y procesados ya han perdido, o que llevan pero ya inactivos. Por eso su duración en nuestra nevera es de sólo 28 días. Los productos frescos utilizados se ponen enteros, para aprovechar al máximo sus propiedades.

Mascarilla fresca The Sacred Truth

Esta mascarilla aporta antioxidantes protectores del envejecimiento que nutren y reavivan el cutis.

Ingredientes principales:

  • Papaya fresca: Estimula e ilumina la piel, además de eliminar las células muertas de la piel.
  • Hoja de ginkgo: Estimula la circulación de la sangre
  • Ginseng (raíz en polvo): Estimula la circulación y suaviza la piel
  • Manteca de Karité: Hidrata y nutre la piel
  • Miel, yogur y huevos camperos: Suavizan e hidratan la piel

Modo de empleo:

Se tiene que poner una capa generosa de producto en el rostro y dejarla actuar durante 10 o 15 minutos.

the-sacred-truth-lush

Mi experiencia:

No me gusta el olor, es lo primero que os puedo decir, porque es lo que más me sorprendió. En la tienda me la dejaron oler y no me pareció que me gustara tan poco, pero la verdad es que una vez puesta, teniendo que llevarla durante 10 o 15 minutos, pues no me gusta. Pero bueno, dado que son ingredientes naturales, es lo que hay, si quieres una mascarilla con todo esto, pues huele así.

Por otra parte, me sorprendió la sensación en la piel. Era una sensación de calor, no fresca (como te puedes esperar de una mascarilla que acabas de sacar de la nevera. Era como ponerse una mascarilla caliente. Supongo que esta sensación era la causada por la papaya, el ginkgo y el ginseng, que estimulan la circulación. Para mi no fue agradable la sensación. Supongo que al final del día necesitaba frescor en la cara y no lo sentí. Pero entiendo que el efecto tenga que ser éste para poder estimular la circulación sanguínea.

 

Mascarilla fresca Oatfix

Esta mascarilla promete limpiar, suavizar e hidratar la piel sensible.

Ingredientes principales:

  • Plátanos frescos: hidratan la piel seca
  • Manteca de illipe: hidrata y reduce las rojeces
  • Avena: hidrata y nutre
  • Almendras molidas: exfolian la piel suavemente
  • Caolín: limpia la piel

Modo de empleo:

Se tiene que poner una capa generosa de producto en el rostro y dejarla actuar durante 10 o 15 minutos.

oatfix-lush

Mi experiencia:

Primero las malas noticias: su textura no facilita para nada que la podamos esparcir correctamente. Se queda pegada en los dedos y hay que insistir. Aunque esto también facilita la exfoliación, claro. Por otra parte, supongo que fue porque me la puse después de exfoliar mi piel, me escoció un poco.

Ahora las buenas noticias: me gusta, y mucho. Huele como un maravilloso desayuno de cereales de avena, y es un olor que dura horas en tu piel. Me la puse a las 21h, y al ir a dormirme sobre las 23:30 aún olía mi piel a la mascarilla.

Funciona totalmente! Normalmente me pongo crema facial para ir a dormir, y otra vez al levantarme, después de lavarme bien la cara. Pues ahora estoy escribiendo y son las 15:30h, y llevo desde ayer a las 21:15h cuando me lavé la cara para quitarme la mascarilla sin ponerme crema, ni de noche ni de día, y la piel sigue hidratada y suave. Ahora justo empiezo a notar un pelín de tirantez. Pero para mí son muchas horas sin cremas y con la piel en perfecto estado!

___________

Lo único malo de ambas mascarillas, desde mi punto de vista, es que todo lo ecológico que tiene por un lado, lo pierde por el otro en el momento de quitar la mascarilla del rostro. Al ser tan densas no se van sólo con agua y los dedos, sino que he tenido que usar una esponja de estas desmaquillantes, y se tarda un buen rato, en el que tienes que ir mojando la esponja, escurriéndola, pasándola por la cara, enjuagándola otra vez… vamos, que se tira agua a espuertas. Esta parte es la más engorrosa, y es lo que me hace pensar en los beneficios de las mascarillas en formato crema o en formato máscara, que son tan prácticas de aplicar y quitar.

Pero Lush es Lush, y sus condiciones de fabricación y sus políticas Animal Friendly siempre me atraen. Además, sabéis lo mejor de todo? Que llevando 5 botes de cualquier producto Lush a la tienda, te regalan una mascarilla fresca! Así que ya sea comprando una o llevando mis botes vacíos, creo que me haré con una Oatfix otra vez seguro!

 

Vosotros habéis probado alguna mascarilla fresca de Lush? Qué os han parecido? Cuál habéis probado? Dadme ideas para probar alguna otra!

Si os ha gustado la entrada suscribiros al blog para no perderos ninguna! Que tengáis un feliz final de semana!

………..

(Este blog se alimenta de tu opinión, si te ha gustado comenta y deja huella! Gracias!!)