Hoy quiero presentaros los labiales Matte Flat Finish Pigment Gloss, de L.A. Girl. Hemos hablado en otras ocasiones de los productos de L.A. Girl, en concreto de una de sus bases de maquillaje y de otra gama de labiales.

Los Matte Flat Finish Pigment Gloss son labiales líquidos que prometen dejar un tono rico e intenso, con acabado mate, y de larga duración. Hay 16 tonos diferentes, y los compré en Maquillalia, y cuestan unos 6€ (aunque los compré aprovechando un 3×2).

Los tonos que tengo yo son Dreamy, Fleur y Bazaar.

De izq. a dcha. Dreamy, Fleur y Bazaar, recién aplicados y a la luz del flash.

De izq. a dcha. Dreamy, Fleur y Bazaar, ya secos y a la luz natural.

Envase

El envase es de plástico, lo cuál es bastante práctico si se cae. El aplicador es bastante fino pero rígido, lo que facilita una aplicación precisa en todas las zonas del labio.

Dreamy

El bote es transparente, por lo que puedes ver en todo momento el color del labial. Con una sola vez de sacar el aplicador puedes pintar los labios por completo.

La caducidad es de 24 meses desde la apertura del envase.

Bazaar

 

Tonos

Dreamy – GLG832 es un nude rosa amarronado muy ponible, que se adapta muy bien a mi tono de labios, dándoles un acabado uniforme y mate.

 

Fleur – GLG833 es un nude beige, ideal para diario. En mis labios deja de ser un nude porque les da un tono más fuerte, pero en pieles más oscuras puede funcionar perfectamente como nude.

 

Bazaar – GLG834 es un coral apagado, ideal en pieles más oscuras, pero creo que a la mía no le va demasiado bien.

Textura

La textura es líquida y muy suave, se difumina bien, con una sola capa se cubre perfectamente el labio, quedando completamente opaco, uniforme, liso y bien pigmentado. Seca rápido y completamente mate.

Una vez asentado, es un labial muy seco. El acabado me encanta, pero me resulta incómodo de llevar porque reseca mucho el labio. Además, la sensación es pegajosa en todo momento. Aunque seca y no transfiere, al tocar un labio con el otro se quedan un poco pegados, resultando incómodo.

Duración

Una vez seco puede durar incluso 6 horas en el labio, pudiendo comer y beber, y no transfiere. Aun así, esta duración es algo engañosa, porque por fuera quedan perfectamente intactos, mientras la parte más interior del labio se va despigmentando a parches, dejando residuos en todas partes. Así como la parte exterior del labio no transfiere y permite besar, sonarse la nariz y beber sin dejar señal en el vaso, la parte interior va desmigajándose poco a poco, haciendo que termine resultando incómodo.

El tono Fleur después de comer, cuando empieza a parchear en el interior

 

Valoración

Positivo:

  • Precio muy asequible
  • Gran variedad de tonos
  • Acabado uniforme, bonito y bien pigmentado
  • No transfiere (al principio)
  • Cubriente con una sola capa

Negativo:

  • Sensación pegajosa todo el rato si se tocan los labios entre ellos
  • Reseca mucho el labio
  • Al comer o beber empieza a desaparecer de la parte interior del labio, pero no de manera natural sino a parches, dejando residuos allí donde tocan los labios
  • No permite retoques

Fleur

En definitiva, me ha gustado conocer este tipo de labiales de L.A. Girl, porque así puedo valorar la marca más a fondo, pero no compraré más colores. Un labial que me resulta incómodo de llevar no lo necesito en 10 colores, con 3 me basta, porque caducarán antes de haberlos gastado.

¿Qué opináis vosotras de estos labiales? ¿Os pasa como a mí? ¿Tenéis otros tonos?

Si os ha pasado lo mismo que a mí y no queréis que amigas o conocidas se pillen los dedos con el mismo labial, compartid en vuestras redes sociales 😉

Hasta pronto!