Hoy os traigo la review más necesaria para mi: la de los correctores de ojeras.

Y por qué la más necesaria? Porque, como ya os he dicho en algún post, tengo ojeras muy marcadas y oscuras desde los 11 o 12 años. De hecho, cuando descubrí que mi madre tenía correctores entre sus cosas de maquillaje los usaba a veces a escondidas; culpa de la maldita adolescencia, que hace que la sinceridad de tus compañeros de clase “¿estás cansada? ¡caray, qué ojeras tienes!” te afecte hasta el punto de necesitar esconder tus “imperfecciones” sin ser, a veces, necesario.

Así que en cuanto tuve edad de comprarme mis propios correctores, empecé a usarlos a diario, y me han acompañado hasta hoy. Me he llevado el corrector de ojeras hasta en el cámping. Es mi único trauma, realmente, porque me hace parecer cansada y mayor, a pesar de haber dormido a lo mejor 10 horas y tener 30 años. No me llevo maquillaje, de cámping, faltaría más! Pero mi corrector viene conmigo a todas partes.

Éstas son mis ojeras al natural. No se por qué, en la foto se aprecian bastante menos de cómo son en realidad. Son algo más moradas y algo más hundidas.

Como podréis imaginar no me acuerdo de todos los correctores que he usado, así que la review será de los que he utilizado en los últimos años.

Vamos allá!

 

Corrector Touch Magique de L’Oréal (tono N1-2 Light Beige)

(disculpad la foto… aunque ya no lo uso no he tenido corazón para tirarlo porque me funcionó muy bien en su momento, y después de años entre el resto de cosas de maquillaje se ha ensuciado mucho)

Este corrector lo estuve usando durante más de un año, y cumplía bien su función, en general. Es un corrector que se adapta bien a tu tono de piel y no reseca demasiado la ojera. A mi me gustaba, aunque siempre tenía que llevarlo encima para retocarlo. Cierto es que por aquel entonces todavía no conocía las maravillas de un pre-corrector. Dejé de usarlo porque decidieron que en el mundo no podía haber gente con un tono de piel N1-2 beige clair,  sino que teníamos que ser más blancas o más morenas, y dejaron de fabricar este tono. Así que al no encontrar ninguno que no me hiciera parecer medio fantasma o a parches, dejé de utilizarlo.

Si tenéis pensado comprarlo, los tonos tienen letras delante de los números. D significa Dorado (subtono cálido), N (subtono neutro) y R rosado (subtono frío).

El packaging es cómodo de llevar y de usar. Es “automático”, tienes que roscar la parte de abajo y va saliendo producto por el pincel. Es un envase de plástico duro, así que tienes que fiarte de que con este sistema se aproveche totalmente el producto, porque no hay forma de abrir el envase ni chafarlo. La parte negativa es que siempre tocas con el pincel el ojo, y eso puede ser poco higiénico.

  • Durabilidad: 3-4 horas
  • Cobertura: Media
  • Tonos: Actualmente tiene 4 tonos en el mercado en España, 3 son con subtono cálido y 1 con subtono neutro.
  • Valoración: 3/5
  • Precio: Depende de la tienda, entre 10 y 19€

 

Stick corrector de Deliplus

Este corrector no está mal… dura bastante puesto, y cubre medianamente bien. Pero a mi, que tengo la zona de la ojera muy seca, me reseca todavía más, y queda parcheado y con las líneas de expresión marcadas. En cuanto se seca se nota un poco que lo llevas, y puede resultar un poco pesado en la piel. Además, mi cruz, el tono más claro es demasiado oscuro para mí.

 

Aun así, durante un tiempo me sacó del apuro.

El packaging es de lo más práctico, ya que al ser en barra es cómodo de aplicar y se aprovecha el producto totalmente. Lo puedes aplicar directamente en el ojo, o coger producto con el dedo o con un pincel.

  • Durabilidad: 4-5 horas
  • Cobertura: Media
  • Tonos: 2
  • Valoración: 2/5
  • Precio: 4€

 

Fake up de Benefit (tono 01)

Vamos a ver. Las reviews que leo yo por ahí lo ponen por las nubes. En mi opinión deja un acabado muy bonito, hidrata muy bien la zona y el color es suave y se adapta bien a la piel. Como corrector en sí, utilizado sólo, sin pre-corrector ni polvos selladores, a mi no me sirve de nada. Me dura poco y me cubre nada. Vamos, que se ven unas ojeras hidratadas e iluminadas, pero ojeras. Con pre-corrector y polvos selladores la verdad es que mejora mucho. Me cubre bastante mejor y me puede durar casi mi jornada laboral entera.

 

Es un corrector curioso. El stick tiene la parte interior de color, el corrector, y la exterior blanquecina, la loción hidratante. Es cómodo de llevar en la piel, es como llevar tu contorno de ojos, pero con un poco de color. Cuando se aplica se mezcla todo, de manera que la piel queda hidratada, iluminada y “corregida”.

En cuanto al packaging, es muy bonito, y es interesante que sea en barra, porque igual que en el de Deliplus, se aprovecha el producto entero y la aplicación es cómoda y limpia.

  • Durabilidad: 3-4 horas solo / 6-7 horas con pre-corrector y sellador
  • Cobertura: Baja
  • Tonos: 3
  • Valoración: 3/5
  • Precio: 26.50€

En definitiva, viendo los correctores que hay por ahí más bien de precio, yo por este precio espero milagros, y no los veo. Aun así, si no tienes casi ojeras, o las tienes muy claras, o lo que buscas es hidratar e iluminar la zona de la ojera, éste es tu producto.

 

All I need concealer palette de Essence

Esta es la Concealer palette que te ofrecen (su web y tiendas online):

 

Ésta es la que te venden:

 

Dejando de lado los brillos reflectantes, a ver si encontráis las 5 diferencias. Bingo! No coincide ni un color! Y yo lo compré en tienda, así que la culpa es mía por cogerla queriendo unos colores y sin que estuvieran allí.

 

La compré buscando el rosa salmón (A) y el amarillo (B). Verde ya tengo uno, y el beige y el marrón no son para mi piel. Al ir probando me di cuenta de que el beige claro (B) -o amarillo según ellos- no me sirve para corregir mis ojeras, así que empecé a usar el salmón (A). Y ahí sí que noté cambio.

El tono salmón me cubre bastante bien el color de las ojeras, aunque me seca mucho la zona y si no aplico en seguida el corrector y polvos selladores se parchea muy rápido.

Recién aplicado el corrector salmón. Se ve más rosado y más claro en la foto. El tono es el de la foto de arriba, la de la paleta, no el que se ve en mi cara.

El packaging es de lo más higiénico, ya que no tienes que aplicarlo directamente sino que puedes usar los dedos o un pincel. Otro ‘pro’ es que, si te van bien los tonos beige y marrón, en una paleta tienes todos los correctores y no tienes que pensar en llevar más. El ‘contra’, si no quieres aplicarlo con los dedos siempre tienes que usar la brocha para aplicarlo, y eso son más trastos arriba y abajo.

  • Durabilidad: 5-6 horas
  • Cobertura: Alta
  • Tonos: Sólo hay una paleta en el mercado, con estos 5 tonos.
  • Valoración: 3/5
  • Precio: 4.49€

De momento voy a seguir usándola hasta que encuentre un pre-corrector que me convenza más.

 

L.A. Girl Pro Conceal (tono Light Ivory)

Es el corrector más nuevo que tengo. Tan nuevo que me llegó el miércoles al buzón, así que poco lo he probado. Pero lo poco que he probado de momento me gusta. Y eso que creo que no he comprado mi tono.

 

Sin pre-corrector cubre, pero en mi caso se siguen notando las ojeras debajo. Con el color salmón debajo, el resultado es… “Ey! ¿ves mis ojeras? ¿no? ¡Es que no están!!” 😀

Y es que desaparecen por completo. No se nota ni la más mínima marca. Y para muestra, un botón:

 

Y además, me han durado así de camufladitas todo el día, de 11 a 20h. Nada mal, eh?

Debo decir que no lo he sellado con polvos selladores, y que en algunos momentos se me han marcado los pliegues del ojo, pero le he dado un poco con el dedo y ha vuelto a su sitio. Eso es poco práctico si estás trabajando, porque no puedes estar pendiente del espejo. Probaré qué resultado tiene con polvos translúcidos . Si os interesa el resultado dejádmelo en los comentarios y tan pronto lo pruebe os cuento.

En cuanto al packaging, es como el de L’Oréal, con pincel dispensador, cómodo de poner pero poco higiénico. Aparte que es difícil saber cuánto vas a necesitar y el que queda en el pincel se desperdicia, porque se seca de una vez a la siguiente. Creo que lleva algun tipo de válvula porque una vez estrenado no he podido volver a hincharlo, sino que se ha quedado chafado, como podéis observar en la foto. Eso imagino que es bueno. Si no le toca el aire no se oxida y se conserva mejor.

 

 

  • Durabilidad: 9 horas ¿quizá más?
  • Cobertura: Alta
  • Tonos: 21 correctores y 6 pre-correctores.
  • Valoración: 5/5
  • Precio: Depende de la tienda, pero online (sin contar gastos de envío) lo he visto siempre sobre los 5€ o 5$.

Yo lo compré a través de Amazon en una tienda de Estados Unidos, y me costó 4.49€, y tardó en llegar 2 semanas. Ahora he descubierto que hay otras tiendas online españolas que también lo venden por 5€, envío aparte.

 

En resumen, yo me quedaría con los dos últimos, el de Benefit y el de L.A. Girl. Aunque cubre menos y dura menos, el de Benefit deja un bonito color a la zona triangular de debajo del ojo con la nariz, iluminado, descansado. El L.A. Girl cubre muy bien, disimula perfectamente, pero fuera de la ojera se nota más que está. Quizás es porque es un tono más oscuro del que debería tener yo.

Qué os ha parecido? Habéis utilizado alguno de estos correctores? Os gustan? Si tenéis dudas o queréis más información sobre alguno de ellos dejádmelo en los comentarios y os ampliaré la información!

Y suscribíos si no queréis perderos ninguna entrada al blog! 🙂