Hace un tiempo recibí estos 6 labiales de Astor de la colección Soft Sensation Shine & Care, gracias a un sorteo que gané de Shopper in the City.

Son unas barras de labios de muy suave aplicación, que parecen casi un bálsamo. La fórmula de estos labiales contiene vitaminas A (ayuda a mantener la piel sana y a retardar su envejecimiento), C (hidrata la piel) y E (tiene propiedades antioxidantes) y cuentan con factor de protección SPF 20. El resultado son unos labios hidratados y suaves, con un acabado brillante (cómo si hubiéramos aplicado un bálsamo labial, pero con color).

Se aplican, como ya he dicho, muy suavemente y, aunque con una sola pasada ya pigmentan, dependiendo del resultado que queráis obtener vais a tener que dar alguna capa más.

Hay 12 tonos en el mercado, de los cuales tengo 6, y todos son preciosos (aunque algunos me gustan más que otros).

En cuanto a su duración, debo decir que aunque se va yendo progresivamente des del momento de aplicarlo (hablando, besando, bebiendo), no se nota porque tiñe un poco el labio, de manera que el despigmentado es muy disimulado. Eso sí, hay que tener cuidado porque transfiere!

Vamos a descubrirlos uno por uno:

205 My Baby Girl

 

Es un rosa claro muy bonito y muy ponible. Da este aspecto juvenil y de dulzura en el rostro que tanto puede llevarse con un look primaveral como por ejemplo con un jersey bien grueso, blanco, de invierno.

 

220 My Sweetie

 

Fucsia con todos lo honores. No es un color que yo usaría a diario, pero me gusta la vida que le da al rostro, y lo bien que puede acompañar algunos outfits.

 

320 My Darling

Cuando vi la barra tan oscura pensé que me costaría usar un color tan fuerte. Soy muy pálida y tengo que pensármelo bien antes de pintar con tonos tan fuertes, para no parecer un fantasma. Pero en el momento de pintarlos quedó como en la foto, un tono púrpura que me encanta.

 

405 My Angel Face

Creo que no hay que decir nada. El nombre lo dice todo: cara de ángel. Me encanta! Es un nude coral que iguala el tono de los labios pero no los borra, sino que les da un toque de color suave que queda precioso en pieles pálidas.

 

420 Mi Amor

Aunque la barra de labios tiene un tono naranja, cuando lo aplicas sólo aparece un brillo un poco anaranjado lleno de purpurina (en el labio de abajo es donde se ve mejor). Este labial no es como los demás. No dura nada el color. Cuando lo he usado, a los 20 minutos ya sólo queda en los labios el destello de la purpurina, que es algo que a mi no me gusta nada, y del color nada. Este tono en particular no lo recomiendo en absoluto, a no ser que busquéis un bálsamo con purpurina.

500 My Heart

 

Un rojo caramelo en los labios, que en la barra parecía un rojo más carmesí. Como rojo suave me gusta. Al tener este acabado no del todo pigmentado se convierte en un buen aliado para diario.

 

 

En general me ha gustado esta colección.  Aun así, no acaba de convencerme el pigmento. Yo soy partidaria de que los colores fuertes pigmenten bien. Si quiero llevar un rojo, quiero que sea rojo, y si quiero un morado, morado entero. No así con los tonos nude, en los que ya me va bien un pigmento algo menos fuerte, si lo compensan con una buena hidratación. Aunque claro, es mi opinión personal.

Si algún día me planteo comprar alguno no será ningún tono fuerte, sino de los tonos más naturales, porque a nivel de hidratación y acabado me han gustado, y creo que les sacaría partido.

¿Conocíais esta colección? ¿Qué tono os ha gustado más?

Suscribiros, si no lo habéis hecho ya, para no perderos ninguna entrada!